Llevaban donaciones y un grupo piquetero los obligó a entregarles parte de la carga

Este viernes, el grupo Madre Teresa de Calcuta, oriundo de Entre Ríos, se dirigía a una Escuela del paraje La Sirena cuando fueron interceptados por un piquete de personas de pueblos originarios que le exigió parte de las donaciones que transportaban para seguir camino.


El periodista de Juan José Castelli, Héctor Javier Insaurralde, explicó las peripecias que debió soportar el grupo de ciudadanos entrerrianos, de la ciudad de Ramírez, que llegaron con una importante carga de donaciones para instalar un merendero en la Escuela del paraje La Sirena. "Esta gente viene a esta zona desde hace siete años; y en esta oportunidad tuvieron algo de mala suerte. Venían en dos camionetas y un camión con materiales y mercaderías que llevaban a la Esc uela de La Sirena.

Una de las camionetas se rompió entre Sáenz Peña y Tres Isletas, y tuvieron que traerla a remolque hasta Castelli; y, como llovió, esta gente se alojó en los galpones del movimiento Opsa Mecha hasta que pudieron seguir viaje, nuevamente", relató el colega. Agregando que, al llegar a Puerto Lavalle, los viajeros donantes volvieron a sufrir la rotura de uno de los vehículos; esta vez, del camión.

"Sólo tenían una camioneta, y lograron conseguir otra, para llevar las donaciones - en varios viajes - hasta la Escuela que se encontraba a 30 kilómetros de esa localidad", relató Insaurralde. Piquete y aprietes. En momentos de realizar el primer viaje hacia el lugar, la camioneta fue interceptada a la altura de El Canal, en el camino que une a Puerto Lavalle con Villa Río Bermejito. Allí, un grupo de piqueteros, encabezados por un dirigente de apellido Ramírez y estando presente una patrulla policial, les exigieron la entrega de parte de las donaciones que llevaban.

"Los sorprendente del hecho, es que los propios policías le sugirieron a los integrantes del grupo Madre Teresa de Calcuta, que arreglaron con los manifestantes porque ellos tenían que despejar la ruta", sostuvo Insaurralde. Ante las amenazas y algún empujón a los visitantes, éstos cedieron parte de la carga la que - insólitamente - "fue transportada en el móvil de la Policía a los domicilios particulares de algunos integrantes del piquete". Una de las integrantes del grupo solidario, testimonio que se encuentra registrado, señaló que al momento de ser interceptados, "fuimos y hablamos con ellos y le dijimos que si tenían problemas entre caciques o dirigentes, nosotros estábamos ajeno a esto. Venimos de hacer 1.200 kilómetros, viajar 20 horas, no sabemos lo que pasa acá. Nuestra intención es ayudar a los que menos tienen.

Eso es lo que tratamos de hacerles entender, nosotros no queremos nada a cambio, solo ayudarlos. A ellos no los conocíamos, es la primera vez que los vimos. Constantemente nos decían ‘ustedes, los del Estado’”. "Este lamentable hecho lo conocimos cuando la gente de Entre Ríos regresó a Castelli y nos reveló lo sucedido.

Se mostraron preocupados y, por temer alguna represalia, nos dijeron que no harían la denuncia ante la Policía; pero, esto no es la primera vez que ocurre, ya hubo otros casos con otros amigos que vienen puntualmente a traer su solidaridad a esta parte del Chaco", lamentó el periodista castelense.


0 Comentarios
Publicado el 28/03/16


Radio WEB