Mataron a un embajador ruso y, según su asesino, “Es una venganza por Siria y Alepo”

El embajador ruso en Turquía, Andrey Karlov, fue asesinado hoy en una exhibición en Ankara por un hombre que le disparó varios tiros por la espalda antes de gritar que lo hacía en "venganza por Siria y Alepo", reciente blanco de una ofensiva sirio-rusa contra grupos rebeldes, informaron el gobierno ruso y medios turcos.


La cadena de noticias local NTV afirmó que el atacante, al que autoridades y otros medios identificaron como un policía de 22 años, fue muerto por agentes de seguridad, y un diario difundió una foto del agresor acribillado a balazos, tirado sobre el piso. El gobierno turco no dio ninguna información oficial. Un video del Canal 1 de Turquía mostró el momento en que el Karlov se sobresalta y cae al suelo bruscamente luego de oírse varias detonaciones, justo en el momento en que daba un discurso en una exposición de fotografía en el centro de Ankara.

El embajador, de 62 años, estaba casado, tenía un hijo y hacía tres años que estaba destacado en Ankara.

Una foto difundida por el diario local Hurriyet mostró a un hombre de traje, que se presume es Karlov, tirado en el suelo, boca arriba con los brazos abiertos en forma de cruz, con una pared de fondo de la que cuelgan varias fotografías. En la imagen se ven los pies de otra persona caída. Un fotógrafo del diario Hurriyet que se encontraba en el lugar, Hasim Kilic, contó a la cadena de televisión CNN Turk que el atacante le disparó cuatro o cinco disparos al embajador ruso, mientras gritaba algo en referencia a la ciudad de Alepo.

El alcalde de la capital turca, Melih Gokcek, dijo que el joven atacante era un policía y que era miembro del movimiento liderado por el predicador autoexiliado en Estados Unidos, Fetullah Güllen, el mismo que Turquía acusa de "terrorista" y de haber planeado el fallido golpe de Estado de julio pasado. El diario turco Yeni Safak, cercano al gobierno del presidente Recep Tayyip Erdogan, afirmó que el atacante se llamaba Mevlut Mert Altintas, graduado de la escuela de Policía de Esmirna en 2014 y nacido en 1994 en la ciudad de Soke, provincia de Aidin, en el oeste del país. Una foto publicada por un diario turco mostró que el atacante llevaba una insignia de la Policía turca en la solapa de su traje.

El ataque ocurrió en la víspera de una reunión en Moscú entre los cancilleres de Rusia, Irán y Turquía, las tres potencias que mantienen tensas negociaciones desde hace semanas para garantizar y coordinar la intermitente evacuación de decenas de miles de civiles y combatientes rebeldes sirios en Alepo.

La Cancillería rusa ratificó hoy la reunión de los ministros en Moscú pese al asesinato del embajador ruso en Ankara. La evacuación fue fruto de un acuerdo entre Rusia, Turquía, Irán e insurgentes que controlaban la mitad este de Alepo desde 2012. Los rebeldes, apoyados por Turquía, aceptaron el acuerdo al verse vencidos y acorralados por una vasta ofensiva de Siria, Rusia e Irán, tras casi cinco años de enfrentamientos.

Turquía ha sido blanco este año de decenas de ataques y atentados, algunos de ellos atribuidos al grupos islamista radical Estado Islámico (EI), al cual ataca en la vecina Siria. Rusia es una aliado incondicional del gobierno sirio del presidente Bashar al Assad y también bombardea el EI junto al Ejército sirio desde hace más de un año, Turquía es un socio no declarado de varios grupos armados rebeldes sirios y hace unos meses invadió con tanques y soldados el norte del país vecino para unirse abiertamente a la guerra.


0 Comentarios
Publicado el 20/12/16


Radio WEB