Afirman que defraudación al Pami supera los 20 millones de pesos

Comenzaron las indagatorias a los sospechosos detenidos el miércoles. No descartan que en los próximos días haya nuevos procedimientos.


Las maniobras fraudulentas cometidas en contra del Pami en Santiago, habrían generado un perjuicio económico a la obra social de los jubilados en más de 20 millones de pesos. Sin embargo, las fuentes deslizaron que dan por sentado que esa cifra hasta podría duplicarse, ya que sólo se está investigando el período de facturación del 2015 y se sospecha que las organizaciones que están siendo desbaratadas vendrían operando hace varios años.

La investigación que lleva adelante el fiscal federal Pedro Simón, con la colaboración de miembros de la Unidad Fiscal de Investigaciones para delitos en perjuicio del Pami y de la Unidad de Información Financiera, es la que más avanzó en todo el país en los últimos cuatro meses.

La obra social de los jubilados habría sido blanco de maniobras fraudulentas en varias provincias, sin embargo en Santiago del Estero es en donde se registraron los pasos más tangibles con procedimientos, secuestros y detenciones. Con los operativos desplegados por Gendarmería Nacional el miércoles, en los que se procedió a la detención de nueve personas -tres más estaban prófugas, pero una ya se entregó ayer- la Justicia habría logrado desbaratar una segunda organización que habría estafado al Pami.

Cabe recordar que a mediados de mayo ya se habían concretado varios procedimientos simultáneos en los que habían resultado apresadas varias personas, las cuales el miércoles ya fueron procesadas por el juez federal Guillermo Molinari. Las fuentes explicaron que se trataría de dos organizaciones diferentes, aunque con algunas similitudes. Ambas habrían adulterado documentación para poder hacerse de medicamentos en farmacias, bajo la prescripción médica para afiliados del Pami -la mayoría fallecidos- que padecían diabetes, tratamiento que la obra social cubre el 100% de los costos.

De esa manera, los sospechosos habrían obtenido los medicamentos los cuales luego habrían sido comercializados en un mercado paralelo. Fuentes ligadas a la investigación, deslizaron que los informes con los que cuenta hasta ahora el fiscal Pedro Simón, dejarían entrever que el perjuicio provocado por las supuestas organizaciones puestas bajo la lupa de la Justicia, superaría largamente los 20 millones de pesos.

Para los investigadores, las farmacias cumplieron un rol importante en las maniobras investigadas, ya sea por decisión o por omisión. De hecho, en los allanamientos concretados el miércoles apresaron a dueños de farmacias, farmacéuticos y empleados de varias farmacias capitalinas. Además ayer se habrían concretado otros tres procedimientos similares. Otra de las fuentes afirmó que cuatro farmacias facturaron $21 millones con medicamentos para diabéticos en apenas seis meses.

La abultada cifra llama la atención por sí sola, pero más si se tiene en cuenta que el padrón de insulinodependientes del Pami apenas superaría los 2.000 afiliados. Semanas atrás, el titular a nivel nacional del Pami, Carlos Regazzoni, solicitó a través de sus funcionarios a la Justicia Federal de Santiago del Estero que llegue al fondo de entramado detrás de la millonaria defraudación a la obra social. Por ello, todo hace presumir que el fiscal Simón y el juez Molinari continuarán con la investigación hasta llegar a los máximos responsables.


0 Comentarios
Publicado el 15/07/16


Radio WEB