Aseguran que enviarán a desintoxicarse a los policías adictos a las drogas

Tras la presentación del proyecto de ley por medio del cual se plantea la obligatoriedad de exámenes toxicológicos a las distintas fuerzas de seguridad, el ministro Nievas explicó dijo que a quienes den positivo, serán enviados a rehabilitación.


Por otro lado, para aquellos que quieren ingresar a la policía y den positivo, directamente no podrán hacerlo. En el marco del proyecto de ley presentado por el Ejecutivo provincial, por medio del cual se plantea la obligatoriedad de exámenes toxicológicos a las distintas fuerzas de seguridad de la provincia, el ministro de Seguridad, Martín Nievas, explicó esto no es un castigo para los uniformados.

Dijo que quienes den positivo serán enviados a rehabilitación y luego serán repuestos en su lugar. Por el contrario, para aquellos que estén en la Escuela de Policía y den positivo en el análisis de drogas, directamente no podrán entrar a la fuerza. “El gobernador acaba de firmar el proyecto de ley para la aplicación de un sistema que apunta al control del consumo de estupefacientes en las fuerzas de seguridad.

Esta decisión se toma porque los funcionarios policiales tienen un arma y hay que predicar con el ejemplo. Si nosotros somos los custodios de la sociedad es casi una obviedad que uno tiene que someterse a este tipo de examen”, afirmó Nievas en declaraciones. El funcionario explicó que el examen “no es un castigo para aquel que tenga consumos problemáticos”. “Porque se prevé que si se demuestra que da positivo el examen toxicológico, se lo invita a un tratamiento curativo por un tiempo necesario para que se desintoxique y rehabilite”. Distinta es la situación de los alumnos de la Escuela de Policía.

“Ellos aún no son empleados del Estado y en consecuencia para ellos es una exigencia, como un requisito más, tener negativo en su análisis de consumo de estupefacientes”, sostuvo. “Este es un salto en materia de calidad institucional que jerarquiza y ennoblece a la propia fuerza de Seguridad”, afirmó Nievas. “Estamos trabajando mucho en materia de capacitación de la fuerza de Seguridad y este ejemplo y actitud con relación a la fuerza de Seguridad, nos pone en la vidriera de las provincias argentinas donde estamos avanzando en el sentido en que más pide el ciudadano común”, afirmó.

¿Qué dice el proyecto?

En su artículo primero, el proyecto de ley presentado por el Ejecutivo provincial ante la Cámara de Diputados propone un sistema de control obligatorio de examen toxicológico a las fuerzas de Seguridad de la Provincia cuya autoridad de aplicación será el Ministerio de Seguridad Publica de la Provincia, extensible a todos los miembros de la fuerza policial, en actividad, de la Provincia de Chaco, en forma aleatoria, y de acuerdo al porcentaje del total y al modo que determine la reglamentación.

“Quedan comprendidos en las disposiciones de la presente ley los aspirantes a formar parte de las fuerzas de seguridad de la provincia que hayan aprobado el examen de ingreso a los cursos de reclutamiento para personal Superior y Subalterno en el Instituto Superior de Seguridad Pública, como así también durante el desarrollo de los mismos en el período de formación”, indica el artículo 3.

El proyeto explica que el análisis del examen toxicológico tendrá carácter reservado, deberá ser realizado por las autoridades designadas por el Ministerio del área correspondiente, todo bajo supervisión de la Dirección de Salud Ocupacional.

En caso de resultado positivo, el personal involucrado, podrá exigir la contraprueba dentro de los cinco días hábiles posteriores a la notificación del resultado del análisis. Aclara que una vez acreditado el resultado positivo del examen toxicológico se invitara a someterse a un tratamiento curativo por el tiempo necesario para su desintoxicación y rehabilitación, a través de instituciones, registradas oficialmente y habilitadas por la autoridad sanitaria competente, conforme a la reglamentación que lo determine.

La iniciativa establece que durante el periodo que dure el tratamiento y hasta el alta definitiva, el personal policial sometido al mismo deberá hacer entrega del arma reglamentaria, y de la credencial, absteniéndose de efectuar todo tipo de actividad relacionada a su función de Policía.

“El funcionario policial que se negare a someterse a lo previsto en los artículos precedentes será dado de baja automáticamente”, indica el proyecto. Además, aclara que los aspirantes a formar parte de las fuerzas de seguridad de la provincia que hayan tenido como resultado positivo por alguna sustancia estupefaciente “no podrán ser incorporados al curso de reclutamiento aun cuando hubieren aprobado el examen de ingreso. Para aquellos que se encuentren realizando el curso de reclutamiento y en el caso de que el examen toxicológico les diere positivo, serán dados de baja automáticamente”.


0 Comentarios
Publicado el 27/04/17


Radio WEB