Avia Terai: Hallaron un cráneo humano en un basural

Causó conmoción este suceso, más porque sospechan que puede ser del joven Yamil Arroyo, desaparecido hace un año y del cual sus padres sospechan que lo asesinaron. Ahora falta determinar el resultado de los estudios pertinentes.


Desde la Dirección de Zona Interior de la Policía de Sáenz Peña informaron en la mañana de este miércoles sobre el hallazgo de un cráneo humano en un basural en Avia Terai.
Las primeras informaciones señalan que unos vecinos encontraron el cráneo en un predio y que dieron aviso a la Policía. Por el momento, el hallazgo fue enviado al Instituto Médico Forense de Resistencia para determinar si se trata de restos de un hombre o una mujer.

Pero este hallazgo produjo un alerta en la comunidad de Sáenz Peña, en especial en la familia Arroyo, que desde hace un año están buscando a su hijo que desapareció en Avia Terai. Será la Justicia con los resultados del Imcif la que determine si se trata o no del joven desaparecido, por el momento no se supo si se hallaron otros huesos.

El caso Yamil Arroyo
Yamil Arroyo, de 27 años, fue dado por desaparecido hace un año. Su padre desde entonces lleva adelante una intensa búsqueda por toda la zona de Avia Terai.
Pero nunca dejó de denunciar ante estrados judiciales y policiales que a su hijo lo habían dejado de buscar hace mucho tiempo.

El pasado 3 de julio se cumplió un año de su desaparición y jamás obtuvo ningún tipo de información, sólo que fue visto por última vez en la localidad vecina cuando fue a visitar a una joven. Lo que se sabe, según lo manifestado por el padre del joven, es que Yamil tenía una relación amorosa complicada con Laura Contrera, una mujer mayor que él, que a su vez tenía su pareja.
El día de su desaparición, una de las últimas cosas que hizo fue llamar a su padre llorando: le dijo «Papi, papi, papu», y se cortó la comunicación. «Mi hijo estuvo 26 días preso por esa mujer», dijo Oscar Arroyo.
Ella lo había denunciado por violencia de género antes. «Era una relación muy conflictiva», asegura Arroyo padre; y es esa relación la que para la familia explica la ausencia de Yamil. «Si mi hijo decidía irse, no iba a pasar tres meses sin comunicarse. Siempre nos estaba llamando a mí y a su mamá», indicó. Ramona Gutiérrez, la madre, coincide: «No era cosa de él desaparecer así». Los dos están seguros de que lo mataron. La familia realizó varias denuncias y las presentaron en la comisaría de Avia Terai, en la Policía de Sáenz Peña, en la Fiscalía de la Termal y hasta en Gendarmería.


0 Comentarios
Publicado el 13/07/17


Radio WEB