El Gobierno dió marcha atrás y reintegrará las pensiones que se quitaron

Luego de la polémica generada por la baja de más de 70 mil pensiones por discapacidad, el Ministerio de Desarrollo Social resolvió este jueves devolver el beneficio a todos los afectados.


"Tengan la tranquilidad de que van a estar recibiendo nuevamente su pensión", afirmó la cartera que conduce Stanley.

Una vez más el gobierno de Mauricio Macri debió dar marcha atrás ante la polémica que generó una de sus medidas. Esta vez fue la quita de de pensiones por discapacidad que en el último mes dejó más de 70 mil discapacitados sin el respaldo estatal necesario para vivir.

La ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, informó que dará marcha atrás con la quita indiscriminada de pensiones en la que se embarcó para así profundizar el ajuste y reducir el déficit fiscal y prometió que se reestablecerán "todas aquellas pensiones de personas que tienen discapacidad y que, por error de aplicación de criterio, pueden haberse quedado sin cobrar la pensión en este último cobro".

E indicó que en esos casos "la van a estar recibiendo la semana que viene". El gobierno de Macri se había valido de un decreto de 1997, firmado por el entonces presidenta Carlos Menem para ajustar sobre una de las poblaciones más vulnerables: los discapacitados. A partir de ese decreto, que instauraba límites a la percepción de las pensiones por discapacidad, la ministra Stanley se lanzó a un feroz recorte con el propósito de cumplir con los ajustes presupuestarios impulsados desde el ministerio de Hacienda de la Nación.

En un primer momento desde el macrismo intentaron justificar el recorte sobre los más vulnerables e incluso Guillermo Badino, presidente de la Comisión Nacional de Pensiones Asistenciales del ministerio de Desarrollo Social aseguró que "una persona con síndrome de down no es sujeto de derecho de esta pensión. Puede trabajar si lo deseara".

Como si nada hubiera pasado Stanley aseguró este jueves que “hay un millón y medio de personas que cobraban estas pensiones en la Argentina y la van a seguir recibiendo, para no tener que vivir la angustia de no saber qué pasará”. A todos se les restablecerá el beneficio “y después se va a analizar caso por caso la necesidad de cada uno”. 

Entre las causales de suspensión de una pensión por discapacidad el macrismo determinó que no podía acceder a ellas:

- Aquel discapacitado cuyo tutor responsable, cónyuge o consanguíneo obligado perciba un ingreso equivalente a tres jubilaciones mínimas, es decir, de 19.200 pesos por mes.

-Quienes tienen un bien a su nombre, como un auto. Independientemente que este sea indispensable para garantizar la movilidad del discapacitado.

- Aquella persona con discapacidad cuyo cónyuge cobre una pensión o jubilación, incluso la mínima de 6.377 pesos. Con este último monto, la norma a la que se ciñe Desarrollo Social considera que un discapacitado y su pareja pueden vivir sin caer en la pobreza.


0 Comentarios
Publicado el 16/06/17


Radio WEB