Quitilipi: Domingo a las corridas por el incendio de dos automóviles

Un Peugeot 405 y un Fiat Fiorino se quemaron ayer a la mañana. Un cortocircuito habría originado el fuego en el primero de los vehículos que, paradójicamente, estaba frente a un taller por un desperfecto eléctrico.


Un automóvil Peugeot 405 estacionado en la vereda frente a un taller de chapa y pintura y electricidad del automotor en San Martín al 1500 se quemó totalmente en la madrugada de ayer. Para colmo, un Fiat Fiorino blanco que estaba a su lado resultó afectado por las llamas en el lateral derecho. El inquilino del lugar y el propietario del vehículo siniestrado realizaron una exposición en conjunto mientras que vecinos de la cuadra intentaron apagar con baldes de agua el fuego ante la exagerada demora de los bomberos que llegaron una hora más tarde.

EL SINIESTRO
Ayer los vecinos de San Martín al 1500 se despertaron alrededor de las 6.30 alarmados por una fuerte bocanada de humo y llamas que se observaban en el exterior. Poco después observaron un Peugeot 405 estacionado en la vereda, frente a un taller mecánico, envuelto en llamas. Inmediatamente dieron aviso a la Policía e intentaron comunicarse con Bomberos Voluntarios pero el teléfono no respondió. Solicitaron auxilio a la Policía y un móvil se trasladó hasta el cuartel y mientras buscaban la forma de ser atendidos, otra unidad de la dependencia policial se movilizó hasta el lugar del incidente.
Algunos vecinos, desesperados, con baldes de agua trataron de apagar las llamas del automóvil pero fue imposible además de advertir que el fuego avanzó de tal manera que afectó una parte del lateral derecho de un Fiat Fiorino estacionado al lado del coche en llamas. A pesar del esfuerzo, la gente no pudo con el foco ígneo y tuvieron que esperar la llegada de los bomberos que se produjo cuando ya el automóvil había quedado reducido a chatarra y apenas algunas llamas salían de su interior. Los vecinos comentaron que el automóvil se encontraba allí afuera del taller hace varios días.

EXPOSICION CONJUNTA
Ayer a la tarde el inquilino del local donde funciona el taller de chapa y pintura y electricidad del automotor E.E.C. y el propietario del Peugeot realizaron la denuncia de forma conjunta, el primero de ellos haciendo constar el compromiso comercial con el dueño del galpón, dejando aclarado que no cuenta con seguro contra incendios. En tanto el propietario del Peugeot gris plata, dominio UJZ-594, Rosendo Mauricio Monzón con domicilio en Colonia Uriburu, expuso que había dejado el vehículo en el taller para reparación del sistema eléctrico y que tampoco contaba con seguro contra incendio del automotor.


0 Comentarios
Publicado el 22/06/15


Radio WEB