Santiago: Dejó un brasero encendido y casi murió su sobrino de 7 años

La joven regresó al hogar y encontró al niño semiintoxicado con monóxido de carbono. Socorrido por policías.


Un niño de apenas 7 años por poco dejó de existir, víctima del monóxido de carbono despedido por el carbón encendido anoche en su casa del Bº La Católica de la provincia de Santiago. Según el procedimiento que realizaron el sargento Mario Góngora y oficial ayudante Óscar Ibáñez, de la seccional Sexta, la víctima resultó Dilan Vázquez, con residencia en Luis Vernet, del Bº La Católica.

El niño fue conducido en brazos por su tía, Anahí Coronel, de 25 años, desesperada e imposibilitada de reanimarlo. A simple vista, la víctima se encontraba sin signos vitales. De acuerdo al procedimiento, la policía pidió una ambulancia. Dramático Mientras el pequeño era llevado hacia el Centro Provincial de Salud Infantil (Cepsi), los policías iban efectuandole tareas de reanimación.

El cuadro se tornó más dramático aún, cuando el pulso decayó al mínimo y los funcionarios debieron realizarle respiración boca a boca. Internado Ya en el Cepsi, los médicos lo descendieron presurosos e ingresaron a una sala en que lo estabilizaron.

Por fortuna, la situación habría sido superada y Dilan anoche evolucionaba favorablemente. De todos modos, los médicos adelantaron que seguirá internado y se le harán análisis, en procura de establecer el cuadro de su sistema respiratorio. A la vez, la policía después realizó una inspección en la vivienda, en pos de confirmar si ya había cesado todo riesgo. Sugirió una ventilación en todo el inmueble


0 Comentarios
Publicado el 21/06/17


Radio WEB