Villa Ángela: Por violar a un adolescente, exprofesor de básquet fue condenado a 11 años

Se trata de Maximiliano Vázquez. Tras reconocer que abusó sexualmente de un adolescente de 13 años, quien era uno de sus alumnos de básquet en el club Alvear, de Villa Ángela, fue sentenciado el jueves a 11 años de prisión efectiva. La violación la cometió en el cementerio de la ciudad.


El exprofesor de básquet infantil, Maximiliano Vázquez, fue condenado a la pena de 11 años de prisión efectiva, tras reconocer que violó a un adolescente de 13 años en un cementerio de Villa Ángela, en marzo de este año. La víctima había sido su alumno en las divisiones formativas del club Alvear. A la sentencia se llegó tras un acuerdo de la defensa con la fiscalía en lo que se conoce como juicio abreviado.

Para eso, el acusado, de 22 años, reconoció la autoría del hecho, medida por la cual recibió una morigeración en la pena, que de acuerdo a la tipificación acarreaba una condena mínima de 6 años y una máxima de 15. En declaraciones, el fiscal que llevó la instrucción del caso, Sergio Ríos, explicó que Vázquez conoció a la víctima cuando era su profesor de básquet, aunque aclaró que actualmente ya no tenía ese vínculo. “Considero que desde la fiscalía se hizo un buen trabajo probatorio ya que se condenó pura y exclusivamente sobre la prueba producida durante la investigación. Sin el aporte de ninguna otra ya que se procedió por juicio abreviado”, comentó Ríos.

El hecho
Todo comenzó en la noche del 18 de marzo de este año cuando Vázquez había invitado a su víctima a tomar una cerveza en un negocio céntrico. Luego de estar por un tiempo en ese lugar, la adolescente le pidió a Vázquez que lo lleve a su casa. El exprofesor de básquet accedió y lo llevó en su moto.
Sin embargo, en el camino hacia su casa, le dijo a su víctima si quería acompañarlo hasta el cementerio para “perder todo tipo de miedo”. Una vez en el cementerio, Vázquez comenzó a decirle que iba a delatarlo con el entrenador, recordando que estaba tomando cerveza siendo menor de edad. Luego de esto, sacó su pene y abusó de él. Todo esto lo hizo ante las constantes amenazas de que si no hacía lo que le pedía o si contaba lo que estaba sucediendo, iba a matar a toda su familia.
Además, amenazaba con golpearlo si continuaba gritando. Alertado por los ruidos, el sereno del cementerio se dirigió hacia el sector donde estaban el violador y su víctima. Tras verse acorralado, el abusador le ofreció dinero al cuidador para que no contara que ellos estuvieron ahí.
El sereno se negó y llamó a la policía, quienes posteriormente detuvieron a Vazquez. Más tarde la versión del niño fue constatada y además cuando su madre le consulto en la Comisaria, el niño reconoció el abuso.


0 Comentarios
Publicado el 30/08/16


Radio WEB